Opinión

“Nuestro ejército son los estudiantes que esfuerzan por salir adelante”

El articulo continua después del anuncio

 El día de hoy  1.120.800 de estudiantes regresaron a las aulas para aprender cosas nuevas e inclusive algunos de ellos inician sus armas en la educación primaria y otros partirán a la etapa universitaria.

Qué bello es observar a los padres acompañado a sus hijos a conocer quién será su docente durante el año lectivo esto me trae cuando iniciaba mi formación en la centenaria Escuela Delia Oviedo de Acuña en Las Juntas de Abangares, en donde parte de mi familia materna se educó allí y algunos primos asistieron a educarse para luego posteriormente seguir con esa historia en la educación de Abangares.

El artículo continúa debajo del anuncio

Gracias a  Mauro Fernández Acuña el gran reformador de la educación costarricense tenemos el privilegio de educarnos y también debemos de agradecer al Ex Presidente Jesús Jiménez Zamora originario de la provincia de Cartago contamos con la educación primaria gratuita y obligatoria en pocas palabras es un derecho de todo costarricense.

Pero actualmente la educación ha tenido deterioró en el sentido de la palabra en donde los estudiantes le faltan el respeto a los docentes, hacen lo que quieren e inclusive algunos padres de familia se quejan de la enseñanza, pero me pongo los zapatos de ellos porque entiendo el sacrificio que tuvieron para formarse como profesionales de la educación ante la educación se inicia en los hogares.

Con la pandemia muchos estudiantes se rezagaron en ciertos aspectos muy importantes para la formación académica pero allí estaban los maestros y profesores poniéndose a la camisa para llevar a cabo su labor de la mejor manera y educando al presente de Costa Rica.

Gracias a Dios nuestro país no contamos con ejército y  el ejército de Costa Rica son cientos de estudiantes que luchan por salir adelante de la mejor manera poniendo en alto la bandera de mi querido país.

Gracias a la educación tenemos escritores como un Santiago Porras, originario del cantón de Abangares que actualmente reside en la ciudad de los vientos de Tilarán, una Yolanda Oreamuno que dejó un legado para toda la sociedad costarricense con sus escritos, Xinia Sota una folclorista y maestra pensionada que sigue manteniendo el legado cultural de Puntarenas, Franklin Chang que nos llevó a la luna a soñar en grande y por último muy importante Ángela Acuña la primera mujer abogada y ser egresada del Liceo de Costa Rica institución exclusivamente para varones pero ella decidió sacar su bachillerato para luego irse a estudiar leyes fuera de nuestro país.

Por eso la educación es muy importante en todos aspectos desde los ejemplos que recibimos en los hogares y la formación académica recibida por esos docentes que preparan a los soldados para enfrentarse a la batalla más importante integrarse a la sociedad como personas de bien y profesionales como ética y amor por su trabajo.

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba
#Metricool##End Metricool Stadist#