Puntarenas

Funcionarios de la Municipalidad de Puntarenas expuestos a lesiones por falta de protección

La carencia de equipo básico para cumplir con sus labores mantiene expuestos a los operarios del Departamento de Servicios Municipales del ayuntamiento de Puntarenas. Así lo denunciaron un grupo de estos trabajadores a AmeliaRueda.com, quienes señalan una afectación directa a su bienestar y salud. Incluso, han sufrido heridas por esta situación.

La carencia de equipo personal como guantes buenos, capas, zapatos, cinturones ergonómicos y bloqueador solar, representa una condición precaria para laborar pues atenta contra su salud cuando salen a limpiar la ciudad, indicaron a este medio los funcionarios municipales de manera anónima por miedo a represalias.

“Por el tipo de trabajo de nosotros, uno anda ahí con el caldo de la basura, el ácido y en la calle, entonces a nosotros se nos pueden gastar los zapatos en un lapso de seis meses. Para que nos lo vuelvan a dar pueden pasar hasta cuatro años», comentó «Molina», un operario denunciante que trabaja en el Plantel Municipal de El Cocal. Él y sus compañeros se han cortado las manos con vidrio, se han insertado agujas y hasta han trabajado presentando síntomas covid-19.

El encargado dijo que los recolectores de basura entran lo más temprano posible para que el clima no les afecte mucho. Los operarios trabajan de 5:30 a.m. a 9:00 a.m., pese a ello, y tomando en cuenta la exposición a rayo ultravioleta en Puntarenas, a los funcionarios nunca se les ha facilitado bloqueador solar.

“Se coordinó con Salud Ocupacional para que evalúe las condiciones del uniforme, ya que ellos realizan mucha esfuerzo físico y el factor temperatura influye mucho”, comentó Castillo.

 

Uniformes Municipalidad de Puntarenas

 

Según el Departamento de Proveeduría, la última vez que se entregaron uniformes y zapatos, fue para finales del 2019, es decir, tres años en los que se irrespetó el periodo establecido.

El Artículo 69 del Código de Trabajo establece la obligación de «dar oportunamente a los trabajadores los útiles, instrumentos y materiales necesarios para ejecutar el trabajo convenido, debiendo suministrarlos de buena calidad y reponerles tan pronto como dejen de ser eficientes, siempre que el patrono haya consentido en que aquellos no usen herramienta propia.»

LEA TAMBIÉN:  Asesinan a 5 adultos y un menor de edad en Puntarenas

Ante la limitante de equipo de protección como guantes, el departamento de Proveeduría comunicó que en el 2019 se compraron 700 pares por un total de 1.380.000 colones. Para el 2020 se adquirieron 1.200 pares por 1.710.000 colones. El precio por unidad sería alrededor de 1.500 colones y cada funcionario debería tener su par de guantes personales, pero no es así.

 

Comedor plantel municipal

 

“Estamos trabajando con las uñas”

“El problema es que aquí uno hace el pedido y viene hasta dentro de tres o cuatros meses”, fue lo que comentó de manera anónima uno de los mecánicos de la entidad municipal, quien reconoce estar en peligro, ya que las instalaciones carecen de equipo de seguridad como extintores.

“Vea, aquí las herramientas están obsoletas, tienen como 11 años (…) este abanico lo compramos entre todos, sino esto sería un infierno (…) aquí vienen y me piden guantes para descargar algún material, entonces se deterioran más rápido o nos quedamos sin uno”, manifestó el funcionario mientras continuaba sus labores.

El denunciante anónimo manifestó que no ha sufrido accidentes mayores, pero relató cómo un compañero de apellido Morera se sacó un ojo con un mazo hace dos años, pues el funcionario no tenía a su disposición anteojos de seguridad.

Al buscar la respuesta de la Municipalidad, este medio fue remitido a la vicealcaldesa, Andrea Madrigal Zamora, quien dijo que «se está haciendo un gran esfuerzo para que se puedan dar las condiciones optimas, pero las condiciones económicas ahorita están limitadas por la liquidez. El alcalde está haciendo todo lo humanamente y administrativamente posible para darle las condiciones laborales».

Otras de las inquietudes de los mecánicos es la ausencia de un registro de máquinas y su estado respectivo. Además, aseguran que hay equipo que se deja perder con el tiempo.

«Yo he hablado y tratado de ver cómo nos dan los instrumentos, pero no nos dan nada porque su justificación es que no hay dinero. (…) Hemos hablado con el alcalde, con Salud Ocupacional, y lo que se consiguió es que este año le den prioridad a los zapatos de los operarios», compartió el secretario general del Sindicato, José Chan Olmazo.

 

Infraestructura Municipalidad de Puntarenas

 

Oficiales de seguridad temen por sus vidas

Los oficiales de seguridad de la Municipalidad denunciaron que el plantel municipal de Socorrito carece de iluminación efectiva en sus instalaciones. Entre los operarios que laboran de noche recolectaron dinero de sus bolsillos para instalar bombillos y así tener iluminación.

LEA TAMBIÉN:  Asesinan a 5 adultos y un menor de edad en Puntarenas

 

Instalación eléctrica

 

Estas condiciones, sumadas a la ausencia de protocolos ante una eventual emergencia donde la vida del oficial corre riesgo, representan un estado de vulnerabilidad para estos funcionarios municipales, quienes además manifestaron que carecen de teléfono en las instalaciones por si necesitan llamar a la policía.

Un solo guarda debe cuidar la totalidad del Plantel de Socorrito, sin luz, sin teléfono, sin chaleco antibalas y con el arma deteriorada.

“Lo que nosotros estamos pidiendo es que el señor alcalde piense que muchos guardas están arriesgando sus vidas”, comentaron varios operarios, pertenecientes al equipo de oficiales de seguridad.

El Coordinador de Servicios Municipales, Walter Castillo, comentó que hay un desacierto con la logística de las armas. Manifestó que realizó las gestiones pertinentes para la compra de una nueva arma de tipo revolver. “Ahí podemos preguntarle a Proveeduría qué ha pasado porque aquí se gestionó la compra», aseguró.

Uno de los oficiales más veteranos, Ovidio Azofeifa, recordó hace 12 años cuando fue amordazado en el plantel Socorrito.

“Entraron cinco maleantes al plantel, me golpearon todo, me amarraron a un saco y a como pude me solté para pedirle ayuda a los vecinos”, comentó el funcionario, quien carecía de un arma para defenderse en el momento del robo.

«Creo que las condiciones han mejorado ahí, no siempre se les puede dar lo que ellos quieren; sin embargo usted tiene razón cuando dice que es un área muy grande para un solo guarda (…) las condiciones no se dan solo ahí, casi en todos los lugares son las mismas condiciones. El alcalde ya sabe y dijo que iba tratar de mejorar la situación poco a poco, pero le voy a ser franco, no ha hecho casi nada», comentó el secretario del Sindicato.

 

Baños plantel socorrito

 

Para el actual dirigente del Sindicato proceder con una denuncia no es oportuno, ya que llevarlo a los Tribunales es un proceso que «va a durar bastante», por lo que han optado por dialogar con las autoridades.

“Acá no hay beligerancia por parte de la Junta Directiva para que exija los uniformes, en tiempo y hora (…) un convenio colectivo tiene fuerza de ley porque es una negociación tripartita”, criticó el exdirigente sindical Mario Lobo, quien trabaja desde hace 35 años en la municipalidad y respalda las denuncias compartidas en esta nota.

Al cierre de esta nota, el alcalde Wilber Madriz no accedió a contestar y aclarar personalmente esta situación y remitió el asunto al Departamento de Salud Ocupacional.

Esta es una información de AmeliaRueda.com

Fuente
AmeliaRueda.com

Puntarenas Se Oye

Somos un empresa de comunicación de la ciudad de Puntarenas, Costa Rica, síguenos para mantenerte informado.
Botón volver arriba
¡Lo sentimos! Prohibido su copia

¡Error!

Por favor desactiva el bloqueo de anuncios :( Gracias a estos anuncios ganamos dinero para comer. Gracias.