Salud

CCSS inicia disminución gradual de camas COVID-19

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) inició la disminución gradual de las camas destinadas a la atención de pacientes covid-19 lo cual permitirá la reactivación de los servicios de atención de salud no covid de manera paulatina y según comportamiento de la pandemia, informó el doctor Mario Ruiz Cubillo, gerente médico.

El gerente médico indicó que un equipo técnico de la gerencia en conjunto con los directores de hospitales nacionales, regionales y periféricos y el Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED), iniciaron el proceso de desescalada de las camas habilitadas para abordaje de patologías vinculadas con covid-19, lo cual será heterogénea e individualizada según la realidad de cada centro considerando el comportamiento epidemiológico de la región y la ocupación hospitalaria. 

Con esta medida, dijo Ruiz Cubillo “esperamos recuperar servicios de atención presencial no covid, que en su momento se debieron continuar brindando de manera virtual y en otros casos como cirugías programadas que se tuvieron que suspender manteniendo solamente los procedimientos de emergencias”.

El jerarca explicó cuatro objetivos que se esperan de esta desescalada de camas covid: aumentar la producción de servicios quirúrgicos y procedimientos; realizar un proceso de mitigación inicial de listas de espera, anticipar plétora de servicios de emergencias por inicio de la estación lluviosa y preservar la seguridad de los pacientes no covid.

Capacidad probada

Según el gerente médico la pandemia planteó retos en la respuesta de la CCSS que exigió “adaptarnos y replantear nuestro quehacer institucional para mantener los servicios básicos y esenciales en beneficio de nuestros usuarios”, dijo.

La institución ha realizado y continúa haciendo los mayores esfuerzos posibles para hacer las cosas bien, con oportunidad y eficiencia a fin de que las personas afectadas por covid-19 reciban la atención requerida según su nivel de complejidad, planteó el gerente.

Podemos decir que ningún paciente covid que ha llegado por atención en la CCSS, ha dejado de recibir atención por falta de capacidad del sistema”, afirmó. 

Ruiz fue enfático en que la CCSS ha sido exitosa en la estrategia de expansión de camas hospitalarias leves, moderas, severas y críticas, así como en la reorganización del proceso de atención desde el primer nivel de abordaje hasta el más complejo, siempre resguardando la seguridad y protección de los pacientes y el personal.

Esta pandemia ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de la Caja que puede calificarse de exitosa al lograrse el objetivo de brindar los servicios de salud en tiempo y forma a la población afectada por covid y a los que demandan servicios por otras enfermedades”, resaltó.

Para el funcionario esta capacidad de adaptarse los servicios a las exigencias demandadas por el comportamiento de la pandemia ha permitido expandir las camas para covidlogrando durante la pandemia disponer de suficientes camas en el momento de mayor número de nuevos casos, “estuvimos en máxima capacidad sin llegar a rebasar”, exteriorizó.

País presenta un momento transitorio a la baja de casos nuevos

El gerente médico expresó que la CCSS está aprovechando este momento transitorio que el país presenta una baja de casos nuevos para reactivar los servicios no covid, sin embargo, aclaró que frente a un repunte de casos los servicios están en capacidad de comenzar de nuevo la reconversión.

La vigilancia epidemiológica del evento ha evidenciado una tendencia sostenida decreciente desde las últimas semanas del año 2020, acentuado durante lo transcurrido del 2021.

El país hoy presenta una curva que demuestra una reducción acentuada en el número de casos nuevos alcanzando en promedio para la semana del 22 de enero alrededor de los 400 casos diarios, lo cual representa una reducción de más del 50 por ciento de los casos diarios que se presentaban en la primera semana de diciembre 2020.

Esto ha llevado a una reducción de la demanda de servicios hospitalarios en general, más marcado en camas salón leves y moderadas, pero también con reducción en la demanda de camas severas y críticas. En este momento la mayor generación de casos se encuentra focalizado en las regiones Brunca y Huetar Atlántica, aportando el mayor porcentaje de pacientes con necesidad de atención UCI.

El gerente fue vehemente en indicar que en el caso de la ocupación hospitalaria de camas severas y críticas la disminución es menos acentuada. La ocupación en las unidades de cuidados intensivos ha mostrado una tendencia al decrecimiento en lo que llevamos del año 2021, pasando de tener 213 a 173 personas diariamente hospitalizadas entre la primera y la última semana del mes de enero del año en curso.

En el caso de las personas con covid-19 de atención moderada o leve en hospitalización, en el mismo período, se pasó de registrar 323 a 218 pacientes internados y con un comportamiento diario igualmente decreciente de forma constante.

Ruiz informó que la ocupación de camas UCI alcanza el 61% y en salón 23%, lo cual representa una disponibilidad de camas de 93 camas UCI y 310 salón.

CCSS aprovechará aumentar producción en áreas no covid

El gerente remarcó que la Institución ve como una oportunidad la recuperación de camas como unidad funcional para aumentar la producción en otras áreas distintas al covid.  Entre ellas la hospitalización de un mayor número de pacientes que requieren cirugía electiva y otras atenciones prioritarias. 

La recuperación de espacios dedicados al covid ha permitido a la institución una mayor adaptación de servicios a la nueva normalidad y continuar prestando los servicios con un mayor margen para las personas que esperan por una atención, siempre bajo estrictos protocolos de seguridad y manteniendo el aforo en los centros”, aseguró Ruiz Cubillo. 

Para el doctor Ruiz “la institución ha demostrado una capacidad de organización elástica” para adaptar los servicios a la demanda de servicios por la pandemia, en este sentido, la estrategia de desescalada es flexible, ya que, si el país tiene un repunte de casos, los servicios están en capacidad de iniciar de nuevo la reconversión, los cuales se encuentran fortalecidos por la experiencia adquirida a lo largo de la pandemia y el equipamiento dotado para la atención de los usuarios.

Reiteró en que los procesos de vigilancia que han llevado a un análisis y seguimiento continuo del comportamiento de la pandemia en las diversas unidades de grupos poblacionales han permitido la toma oportuna de decisiones en la atención de salud, orientadas a mitigar el impacto negativo en la población.

Manifestó que “esta tendencia decreciente no cuenta con una explicación atribuida en su totalidad a un solo factor y posiblemente estén influyendo aspectos aún no bien conocidos sobre la transmisibilidad del virus, dentro de los que podemos citar un posible efecto estacional. Por esta razón somos cautelosos en las acciones y muy conscientes que la pandemia está presente y que podríamos eventualmente volver a requerir de proceso de reconversión para la atención del covid-19”.

El gerente fue categórico al señalar que la pandemia está presente, que esta disminución es transitoria y que los servicios pueden iniciar de nuevo la reconversión en el momento que se considere.

Desescalada de camas covid gradual

La doctora Yerly Alvarado, asesora de la gerencia médica explicó que la estrategia de desescalada se irá implementando en cada centro considerando la cantidad de casos, las condiciones epidemiológicas y la ocupación hospitalaria por covid-19.

Según Alvarado todos los establecimientos de salud cuentan con un plan local de abordaje, el cual considera la continuidad de la atención en los Servicios de Emergencias así como el reforzamiento de los equipos  Agrupaciones Regionales de Traslado Especial (ARTE) responsables del traslado de pacientes covid.

De igual forma todos los hospitales disponen tal como se implementó desde marzo 2020:  zonas de atención para pacientes sospechosos y positivos; la atención de los pacientes que requieren estabilización a espera de su traslado y la atención de los pacientes que ingresen con otra patología, siendo covid positivo (entiéndase por cirugías, embarazadas, otros)

Implementación en cuatro fases 

La galena reafirmó que esta implementación se desarrolla en cuatro fases considerando la cantidad de casos, las condiciones epidemiológicas y la ocupación hospitalaria por covid-19.

La primera fase considera la concentración de la atención de pacientes leves en el hospital Nacional Psiquiátrico, esto implica que se suprime el 100% de camas leves asignadas a covid en todos los hospitales y se habilitan espacios de atención integral para el abordaje agudo que requieran rehabilitación.

También se suprime al menos el 25% de camas para pacientes moderados en hospitales regionales y periféricos.

En la fase II se enfoca en la reducción de camas moderadas y severas, con lo cual se plantea la reducción de al menos el 50% de camas moderadas en hospitales regionales y periféricos y el 50% de camas severas en hospitales regionales y en los nacionales México y San Juan de Dios.

La fase III considera la concentración de abordaje de todo paciente covid que requiera hospitalización en el hospital Rafael Ángel Calderón Guardia y en el CEACO.  Esto supone suprimir el 100% de camas moderadas en hospitales regionales, periféricos, hospital México y San Juan de Dios.

En esta fase el hospital Nacional Psiquiátrico mantiene la concentración de la atención de pacientes leves.

En la fase IV se considera la estabilidad de la emergencia por lo que se concentra el abordaje de todo paciente covidpositivo en el Calderón Guardia. 

Es en esta fase en la que el CENARE y el HNP volverían a sus actividades ordinarias, brindando atención especializada como previo a la pandemia.

Alvarado detalló que la desescalada de camas inició en algunos centros médicos. “Este es un proceso que se inició hace tres semanas de forma paulatina y según la ocupación lo fue permitiendo, en aras de recuperar capacidad hospitalaria para atención no covid”, dijo la funcionaria.

Al corte del día de hoy, el hospital de Liberia, San Carlos, Limón, Alajuela y Cartago, gestionan la habilitación de camas para la atención de pacientes no covid.   El HSJD y el HM también redujeron camas destinadas para covid, en aras de aumentar la atención no covid.

Alvarado fue enfática en mencionar que todos los servicios de emergencias continúan brindando atención a pacientes sospechosos y positivos por covid.

Puntarenas Se Oye

Somos un empresa de comunicación de la ciudad de Puntarenas, Costa Rica, síguenos para mantenerte informado.
Botón volver arriba

¡Error!

Por favor desactiva el bloqueo de anuncios :( Gracias a estos anuncios ganamos dinero para comer. Gracias.