Puntarenas

Niños y niñas de la Escuela Flora Guevara Barahona y el Crematorio tiene un feliz regreso a clases

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio
  • Niños y niñas de la Escuela Flora Guevara Barahona  y el Crematorio en Barrio El Carmen fueron los beneficiados con útiles nuevos para su regreso a clase.
  • El proyecto Ángeles, la Iglesia Perpetuo Socorro, IMARCORP y el BID son responsables de hacer felices a estos niños de Puntarenas.

El día de ayer muchos niños y niñas ingresaron nuevamente a las aulas para aprender y descubrir nuevos conocimientos con sus útiles nuevos.

Pero la realidad es distinta para los estudiantes de la Escuela Flora Guevara Barahona ubicada en la Calle del Arreo y el precario conocido como el Crematorio en el populoso Barrio del Carmen pudieron sonreír nuevamente porque gracias a personas solidarias estrenaran útiles escolares para escribir nuevas historias en sus clases.

El artículo continúa debajo del anuncio

Gracias al Proyecto Ángeles, la Iglesia Perpetuo Socorro, la agencia de comunicación IMARCORP y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) son los responsables de hacer felices a estos niños que viven situaciones difíciles, que buscan salir adelante por medio del estudio.

Marianella Espinoza Obando fue la responsable de llevar la felicidad a los estudiantes de la Escuela Flora Guevara Barahona y del sector del Crematorio.

El artículo continúa debajo del anuncio

La entrega en la escuela de la comunidad de Calle del Arreo se llevó acabo en coordinación con la dirección del centro educativo y con el apoyo de la Trabajadora Social en total fueron 53 paquetes escolares que distribuirán a los estudiantes en situación de vulnerabilidad.

Espinoza en compañía de sus hijos y un amiguito de ellos se trasladaron al sector del precario conocido como el Crematorio en donde mayoritariamente pescadores artesanales de la bella provincia de Puntarenas. Al realizar la entrega los niños se mostraron felices de poder tener útiles escolares para poder iniciar el curso lectivo como Dios manda y soñando con cambiar el mundo.

Espero que los beneficiados aprovechen los útiles y también puedan seguir escribiendo con letras de colores historias que les permita ser excelentes profesionales y destacados en el bello puerto de Puntarenas.

 

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba