Sucesos

Ministerio de Seguridad le asesta un nuevo golpe al narcotráfico al capturar lancha con más de 2 toneladas y media de marihuana

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio

 

  • Operación contó con el apoyo de Estados Unidos y Colombia

 

El artículo continúa debajo del anuncio
  • Autoridades detuvieron a cinco tripulantes nicaragüenses

 

En una nueva acción desplegada por los cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad Pública, con el apoyo de autoridades de Estados Unidos y Colombia, una embarcación cargada con 2.575 de marihuana fue interceptada en el Pacífico sur.

El artículo continúa debajo del anuncio

 

Así lo dio a conocer el viceministro de Unidades Especiales del Seguridad Pública, Manuel Jiménez, quien dio detalles de la operación, junto al director del Servicio Nacional de Guardacostas, Martín Arias; el director de la Policía de Control de Drogas, Stephen Madden y el director del Servicio de Vigilancia Aérea, Javier Moreira.

 

El viceministro Jiménez explicó que la captura tuvo lugar a las 3:23 de la tarde del jueves, cuando oficiales del Grupo de Operativos Especiales (GOPES) del Servicio Nacional de Guardacostas interceptaron una lancha rápida, la cual era sospechosa de trasegar sustancias ilícitas.

 

Jiménez indicó que se trató de una operación sumamente planificada y compleja, cuyo éxito se debió a las eficientes coordinaciones entre las autoridades costarricenses, estadounidenses y colombianas.

El artículo continúa debajo del anuncio

 

Por su parte, el director del Servicio Nacional de Guardacostas, Martín Arias, indicó que la acción policial se registró a una distancia de 182 millas náuticas, es decir a unos 337 kilómetros de Cabo Matapalo, cantón de Golfito. “Es la primera vez que embarcaciones costarricenses llegan a una distancia tan alejada de tierra firme en una acción antidrogas”, destacó Arias.

 

El director del Servicio de Vigilancia Aérea, Javier Moreira, señaló que durante la operación se contó con el apoyo de un patrullero aéreo de Estados Unidos y una aeronave del Servicio de Vigilancia Aérea de nuestro país. “Fue así como gracias a los sobrevuelos de dichas naves, fue posible divisar la embarcación en cuestión, lo que permitió a los guardacostas dar con la posición de la nave sospechosa”, subrayó.

El artículo continúa debajo del anuncio

 

Entretanto, el director de la Policía de Control de Drogas, Stephen Madden, indicó que, gracias a las labores de inteligencia, se logró determinar que una estructura narcotraficante tenía intenciones de introducir una gran cantidad de sustancias ilícitas a territorio costarricense.

 

El artículo continúa debajo del anuncio

Tras recibir dicha alerta, inmediatamente se iniciaron las coordinaciones para que los GOPES del Guardacostas zarparan en una embarcación interceptora hacia altamar, lo que se convertiría en más de 24 horas de navegación y arduo trabajo.

 

A la hora del abordaje, se logró determinar que se trataba de una lancha rápida de 38 pies de largo, sin bandera, sin nombre ni matrícula, propulsada por tres motores de 200 HP cada uno.

El artículo continúa debajo del anuncio

 

A bordo de la embarcación se encontraba una indeterminada cantidad de bultos de aparentes sustancias ilícitas, además transportaban cinco estaños vacíos.

 

Sus tripulantes eran cinco nicaragüenses, quienes responden a los apellidos Hendry Willis, de 26 años, quien era el capitán de la embarcación, Hammer Muller, de 50 años, Rigby Reed de 42 años, Gómez Simor, de 32 años y Evans Willis, de 29 años, ninguno con registro migratorio en Costa Rica.

 

En una acción humanitaria por parte de los guardacostas, uno de los extranjeros recibió asistencia médica pues presentaba heridas en una de sus manos.

 

Después de poco más de 24 horas de navegar, los oficiales de guardacostas arribaron a Golfito, donde les entregaron a la Policía de Control de Drogas, tanto la embarcación sospechosa, su cargamento y sus tripulantes.

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba