Salud

Especialistas instan a la población a romper mitos sobre la donación de músculo y hueso

• Representa una esperanza para pacientes con cáncer y que han sufrido accidentes graves.

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio

Vivir sin un brazo, sin una pierna, perder la movilidad por diferentes razones y no poder volver a caminar. Sólo el hecho de pensar en que algo así nos sucediera, puede generarnos angustia, pues se trata de una idea a la que nadie querría tener que enfrentarse, para sí mismo o para un ser querido.

Pero lo cierto es que para muchas personas esto es una realidad a la que un día cualquiera debieron enfrentarse, sea por la aparición de un tumor o por sufrir un accidente que los colocó ante la necesidad de someterse a una amputación para salvar su vida. Sin embargo, tuvieron una esperanza y una segunda oportunidad, gracias a la donación de músculo y hueso.

El artículo continúa debajo del anuncio

De acuerdo con el Dr. Esteban Zamora Estrada, especialista en ortopedia del hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, en nuestro país existe una demanda importante de estos tejidos, específicamente hueso y tendones, que son utilizados en pacientes que han tenido traumas muy severos, como fracturas donde se han perdido segmentos de hueso. También se utilizan en las reconstrucciones por tumores óseos, donde los médicos deben quitar gran parte del hueso debido al tumor, el cual en muchas ocasiones puede ser maligno, como el osteosarcoma, pero también puede suceder en benignos.

En cirugías deportivas se utilizan sobre todo los tendones, como en las reconstrucciones de ligamento cruzado anterior de la rodilla o en reconstrucciones del hombro. Los tendones se utilizan para poder reconstruir estas articulaciones y promover así la formación de hueso. Otras cirugías donde se utilizan son algunas de columna y reconstrucciones articulares del menisco.

El artículo continúa debajo del anuncio

Además de los ortopedistas, también los especialistas en cirugía maxilofacial utilizan pequeños fragmentos de hueso para las reconstrucciones de problemas estructurales de la mandíbula.

Perder el miedo a la donación de hueso y músculo

 

El artículo continúa debajo del anuncio

Para el especialista, la donación del hueso permite utilizarlo de diferentes maneras, desde un sólo segmento (el hueso entero) o también en forma de astillas de hueso (conocidas como bone chips); es decir, el hueso triturado o pulverizado que se utiliza en fracturas que no se consolidan o lesiones en columna donde se requiere la formación de estructura ósea. Además, suelen realizarse también los implantes de tendones, siendo el segundo tipo de tejido que más utilizan estos especialistas.

También indicó que se pueden utilizar los meniscos, gracias a una técnica que permite su reemplazo.

El especialista mencionó que aún las personas suelen tener una actitud reacia a la donación del músculo y el hueso, porque persisten temores y mitos sobre la posibilidad de que se deforme a su familiar, de manera que consienten la donación de órganos, pero no de tejidos.  No obstante, el Dr. Zamora explicó que cuando tienen donantes de estos tejidos, usualmente extraen sobre todo los tendones, lo cual requiere de una herida que suturan debidamente, quedando casi imperceptible para la familia una vez que preparan el cuerpo en la morgue.

Por otra parte, aclaró que cuando retiran hueso, también cumplen con ciertas medidas para mantener siempre la integridad del cuerpo del donante, como por ejemplo limitar la extracción a un sólo hueso, sobre todo cuando se trata de segmentos grandes, como el fémur. En estos casos colocan espaciadores de madera o PVC en el lugar del hueso para evitar alguna deformidad. La extracción de otros huesos como la ulna (el cúbito) o el peroné no van a causar ninguna deformidad.

El artículo continúa debajo del anuncio

Cambiando vidas en el momento que se necesite

 

A diferencia de la donación de órganos y córneas, donde existe una lista clara de pacientes a la espera de una donación, en el caso del músculo y el hueso, no existe como tal una lista de espera.

De acuerdo con la Dra. Marlen Herrera, microbióloga a cargo del Banco de Tejidos de la Caja Costarricense de Seguro Social, existe una gran demanda de estos tejidos y constantemente los hospitales de la institución están requiriendo huesos y tendones.

Mencionó que, si bien existe la posibilidad de adquirir hueso fuera del país, el costo de esto es muy alto, suele ir desde los $5 000 a los $30 000 dólares, además del tiempo que implica el trámite de compra para la institución que se traduce en tiempo de espera para el paciente que lo necesita, que puede llegar a ser de más de dos meses.

El artículo continúa debajo del anuncio

No obstante, la donación de hueso permite que se puedan almacenar los huesos en el Banco de Tejidos en congeladores especiales, donde se mantienen a temperaturas de
-90ºC durante un tiempo de hasta cinco años, manteniendo su viabilidad hasta en un 75%, lo cual es bastante bueno, esto permite, a su vez, disponer de los tejidos de manera inmediata y justo cuando se necesita.

Indicó que, si bien este banco ofrece importantes opciones para procurar, preservar y almacenar estos tejidos, lo cierto es que dada la baja donación, prácticamente a como ingresa un hueso, así sale para alguno de los hospitales que lo solicita.

Ambos especialistas aprovecharon entonces para motivar a la población a tener también una actitud positiva ante la donación músculo esquelética.

El artículo continúa debajo del anuncio

 

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba