Salud

En clínicas especializadas, la UCR brinda consultas de nutrición a bajo costo

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio
  • La atención se da desde el Programa de Educación y Atención Nutricional Universitario (Preanu-UCR), el cual brinda consultas y seguimiento nutricional a niños, niñas, adultos, adultos mayores, así como a mujeres embarazadas y en periodo de lactancia

Se imagina recibir una consulta nutricional a tan solo ₡12 240, casi un 44 % menos del precio mínimo que estipula el Colegio de Profesionales en Nutrición de Costa Rica —y cuyo monto está avalado por ser una iniciativa social y académica—, la Escuela de Nutrición de la Universidad de Costa Rica (UCR) brinda todo el año consultas especializadas de nutrición a personas adultas, adultas mayores, mujeres embarazadas, así como a niños, niñas y adolescentes.

 

Así lo informó el Programa de Educación y Atención Nutricional Universitario (Preanu-UCR), el espacio encargado de proponer y ejecutar las metodologías educativas y de atención nutricional en temas prioritarios para el país.

El artículo continúa debajo del anuncio

 

De acuerdo con la Dra. Natalia Valverde Vindas, coordinadora de la Unidad de Atención Nutricional, el Preanu-UCR nació hace 14 años desde el eje de acción social (que hoy integra la docencia y la investigación), con el fin de retribuir y apoyar a la sociedad costarricense en un contexto de importante malnutrición a nivel nacional; mismo que sigue vigente e, incluso, se ha exacerbado.

 

Las cifras más recientes publicadas en el 2022 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), indican que Costa Rica está dentro de los diez países con los mayores índices de obesidad en personas adultas.

 

Dicha condición de sobrepeso y obesidad aumentó en todas las naciones de la región de América Latina y del Caribe entre 2000 y 2016, donde Costa Rica, Haití y República Dominicana predominan con un aumento significativo en más de 10 puntos porcentuales, señala la FAO.

 

El artículo continúa debajo del anuncio

Lo mismo refleja el Estudio Latinoamericano de Nutrición y Salud (Elans), al respaldar en Costa Rica el problema de obesidad. Por supuesto, la población infantil tampoco es la excepción. El censo de Peso y Talla reveló en el 2016 que más de 118 000 escolares tienen sobrepeso y obesidad. Algunas personas profesionales en nutrición desde el 2019 ya catalogaban este fenómeno en Costa Rica como una “epidemia de obesidad”.

“Cada vez tenemos mayores índices de obesidad, no sólo a nivel de personas adultas y adultas mayores, sino también a nivel de niños y adolescentes que, si no son tratados a tiempo, eventualmente van a ser adultos y adultos mayores con muchísimas más condiciones médicas implicadas en su salud. Este programa de la UCR es una de las opciones, una muy accesible, para el manejo nutricional de todos quienes buscan asesoría y orientación en nutrición para suplir o mejorar alguna condición clínica”, explicó la Dra. Valverde.

 

En lo mismo coincide la Dra. Patricia Sedó Masís, coordinadora general del Preanu-UCR. Ella agregó que este esfuerzo busca mejorar la situación nutricional de la población y favorecer, especialmente, a quienes presentan una mayor vulnerabilidad social, económica y de acceso, con el objetivo de educarse y atenderse para efectuar cambios positivos en pro de su bienestar.

 

Por esa razón, cada consulta que proporciona el Preanu-UCR se caracteriza por brindar un abordaje integral que fomenta la nutrición saludable mediante planes de alimentación balanceados y no en dietas que restringen el consumo de alimentos.

 

El artículo continúa debajo del anuncio

 

Además, el abordaje clínico procura priorizar las necesidades del paciente o del usuario acordes a su trabajo, el entorno inmediato, sus alergias alimentarias, situaciones emocionales, psicológicas como la depresión o la ansiedad, circunstancias personales y, por supuesto, en su poder adquisitivo.

¿El objetivo de todo lo anterior? Generar resultados y mejoras sustantivas a las condiciones de la persona, pues no se le puede pedir a alguien la compra de ciertos alimentos si sus ingresos no lo permiten o si su ansiedad lo llevará a la ingesta compulsiva de comida, por citar dos casos.

El artículo continúa debajo del anuncio

 

“No nos enfocamos en dietas restrictivas porque todos los grupos de alimentos son necesarios y nos nutren. El detalle está en cómo los estoy consumiendo. Por eso, en esta Unidad nosotros hacemos un abordaje integral y manejamos patologías de primer y segundo nivel de atención que, básicamente, enmarcan las enfermedades crónicas no transmisibles desde niños hasta adultos mayores, pasando por el periodo de embarazo y lactancia. También, vemos algunas enfermedades del tracto digestivo, colitis, gastritis, estreñimiento y manejamos esas enfermedades. Señaló la Dra. Valverde.

 

Además, tratamos siempre de que todo responda a los estándares y lineamientos que hay a nivel internacional (guías), pero siempre de una manera muy individualizada. Esto, porque lo que le sirve a una persona no le va a servir, necesariamente, a la siguiente. Así, se busca que cada quien desarrolle una calidad y estilo de vida particular que prolongue su propio bienestar y su salud”,

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba