Salud

Adolescentes hospitalizados en el hospital Nacional de Salud Mental reciben taller de risoterapia

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio
  • Jóvenes hospitalizados reciben risoterapia para mejorar su calidad de vida. 

El hospital Nacional de Salud Mental recibió este jueves al psicólogo y risoterapeuta Paul Zamora Salgado para impartir a los adolescentes hospitalizados en el Pabellón para Niños y Adolescentes y la Unidad Intervención de Crisis Adolescente (UICA) una sesión de risoterapia.

La actividad psicoeducativa y recreativa dirigida a los adolescentes hospitalizados tuvo como propósito activar los pensamientos positivos e incentivar el cuidado del cuerpo y la mente en los pacientes.

El artículo continúa debajo del anuncio

Para el profesional “la risa es salud” y a partir de eso utiliza la terapia de la risa, como herramienta para lograr beneficios físicos, psicológicos y sociales en las personas.

Con los juegos, las dinámicas grupales, la expresión corporal y el baile, el psicólogo motivo a cada uno de los muchachos al aprendizaje, a fortalecer el amor propio como seres humanos únicos y, sobre todo, a potenciar las emociones positivas en su propio beneficio, además de que cada uno tuvo un espacio para expresar como se sienten.

El artículo continúa debajo del anuncio

Para la enfermera en salud mental Cindy Ulloa, encargada de pabellón del hospital, “realizar actividades terapéuticas como la que se hizo, trae beneficios en los pacientes como activar pensamientos positivos y esperanza para seguir”.

Otro de los objetivos de la terapia fue promover en los adolescentes, no darse nunca por vencidos, para motivarlos el profesional se puso como ejemplo de superación, contándoles como a pesar de ver en las matemáticas un obstáculo que le causó mucha tristeza cuando era estudiante, entendió que no podía quedarse con esa emoción siempre y aprovechó esa caída para levantarse, seguir adelante y cumplir sus sueños “el que quiere hacer algo, hágalo” motivó Zamora a los pacientes.

“El que ellos puedan expresar emociones y tener momentos de alegría y felicidad les ayuda a ver la vida desde un aspecto diferente, donde ellos puedan entender que el amor propio, el pensar positivo y generar acciones reales en su vida les va a ayudar a salir adelante. Es importante saber que los pensamientos son algo con lo que tenemos que luchar todos los días y tenemos que elegir qué hacemos con ellos, porque a través de ellos nuestras emociones van a salir a floté”, finalizó.

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba