Recetas

Crujiente y delicioso: Pollo frito al estilo KFC en casa

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio

El pollo frito al estilo KFC es una verdadera joya de la gastronomía estadounidense, célebre por su sabor inconfundible y su irresistible textura crujiente.

Esta receta, ideada por el legendario Coronel Sanders en la década de 1950, ha trascendido fronteras convirtiéndose en un fenómeno culinario global con presencia en miles de establecimientos alrededor del mundo.

El artículo continúa debajo del anuncio

El proceso de preparación comienza con el marinado del pollo en una mezcla secreta de hierbas y especias durante varias horas, seguido por un delicado empanizado y una cuidadosa fritura.

La combinación de ingredientes seleccionados minuciosamente, junto con una técnica de fritura especializada, da como resultado un pollo tierno en su interior y crujiente en su exterior.

El éxito del pollo frito al estilo KFC se fundamenta en su receta exclusiva y en un meticuloso proceso de elaboración que garantiza un sabor consistente en cada bocado. Además, su popularidad se ve impulsada por la experiencia de marca y la calidad uniforme que ofrece la cadena KFC en sus numerosos locales alrededor del mundo.

A continuación, te presentamos una receta para que puedas recrear en casa este delicioso manjar:

Ingredientes:
– 8 piezas de pollo (muslos, pechugas, alas, etc.)
– 2 tazas de suero de leche
– 2 tazas de harina de trigo
– 2 cucharadas de sal
– 2 cucharadas de paprika
– 1 cucharada de pimienta negra molida
– 1 cucharada de ajo en polvo
– 1 cucharada de cebolla en polvo
– 1 cucharada de tomillo seco
– 1 cucharada de orégano seco
– 1 cucharadita de chile en polvo (opcional)
– Aceite vegetal para freír

Instrucciones:
1. En un recipiente grande, mezcla el suero de leche con 1 cucharada de sal. Remoja las piezas de pollo en esta mezcla y déjalas marinar en el refrigerador durante al menos 2 horas, o preferiblemente durante la noche.
2. En otro recipiente grande, mezcla la harina con las especias restantes: 1 cucharada de sal, paprika, pimienta negra, ajo en polvo, cebolla en polvo, tomillo, orégano y chile en polvo (si se desea un toque picante).
3. Calienta suficiente aceite vegetal en una sartén grande o en una freidora a 170-180°C (340-360°F).
4. Saca el pollo del suero de leche y escúrrelo bien. Pasa cada pieza de pollo por la mezcla de harina, asegurándote de que estén completamente cubiertas. Sacude el exceso de harina y coloca las piezas de pollo en el aceite caliente, cuidando no llenar demasiado la sartén para que el pollo pueda freírse uniformemente.
5. Fríe el pollo durante unos 15-20 minutos, volteándolo ocasionalmente, hasta que esté dorado y crujiente por fuera y cocido por dentro. Asegúrate de que el pollo alcance una temperatura interna de al menos 75°C (165°F).
6. Una vez frito, coloca el pollo sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
7. Sirve caliente y disfruta de tu pollo frito al estilo KFC casero con tus acompañamientos favoritos. ¡Buen provecho!

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba