Recetas

Mariscos y conversas de frutas, son un deleite para el paladar en Semana Santa.

Los platillos tradicionales de Semana Santa son basados en productos del mar y las conversas de frutas

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio

Nos encontramos en la Semana Santa una época donde los católicos celebramos la Pasión y Muerte de nuestro Señor Jesucristo, pero también es una forma de deleitar nuestros paladares con platillos que se elaboran para estas celebraciones y muchas familias se reúnen para la realización de estos platos.

En Puntarenas Se Oye  le brindamos unas opciones rápidas e inclusive accesible a los bolsillos porque también la situación económica se encuentra muy dura como para gastar demasiado en la compras de ciertos productos que se pueden conseguir en su casa.

El artículo continúa debajo del anuncio
  1. Flores: durante Semana Santa se preparan platillos que tienen de base flores que crecen en los meses cercanos como la flor de taibo, flor de madero negro o del proró. En su épica de florecimiento, de marzo a junio, no solo embellece las orillas de caminos y cafetales, sino que también llenan las mesas de color y tradición.
  2. Conservas: desde sus inicios, la tradición durante Semana Santa les pedía a las personas que dejaran sus trabajos habituales y que dedicaran ese tiempo para participar de oficios religiosos. Es porque algunos de los platillos que preparamos en estos días se hacían con el objetivo de que se pudieran conservar por más tiempo. Tal es el caso de las conservas de vegetales, que pueden guardarse y estar consumiendo durante más días.

Platos típicos de Santa Santa en Costa Rica

  1. Miel de Chiverre: es un dulce bastante consumido durante esta época del año, es a base de una hortaliza conocida también con el nombre de ayote, se hace con atajos de dulce, canela y clavo de olor.
  2. Arroz con leche: es un postre muy rico y utilizado para compartir durante las tardes, se hace con leche, azúcar, canela en raja y en polvo, clavos de olor y el arroz. Hay personas que, para endulzar el postre, usan leche condensada y ralladura de limón.
  3. Bacalao de Semana Santa: es un platillo consumido por muchos creyentes durante la Semana Santa es un bacalao partido en tiras y sofrito con huevo, se acompaña con salsa roja de tomate.
  4. Empanaditas de Chiverre: son empanaditas dulces rellenas de chiverre previamente elaborado, la masa de las empanadas es a base de harina, crema dulce, mantequilla y huevo. Se llevan al horno y se dejan dorar.

Otro platillo tradicional son las famosas rosquillas guanacastecas, y a continuación, les presentamos la recetas.

Ingredientes:
4 kg maiz amarillo criollo
2 kg de manteca
1 kg de queso seco molido
Un puño de ceniza

Preparación:

Preparar el maíz:

  1. La preparación del maíz se realiza un día antes de preparar las rosquillas.
  2. Cocinar el maíz en agua hirviendo que además contiene ceniza por 30 minutos. El maíz debe quedar cocido y suave.
  3. Dejar enfriar por 20 minutos.
  4. Lavar el maíz cocinado.
  5. Extender el maíz en una mesa para que se seque y dejar reposar hasta el día siguiente.

Preparación de las rosquillas:

  1. Moler el maíz hasta que quede como una harina fina.
  2. Agregar el queso molido y la manteca.
  3. Revolver los tres ingredientes hasta que quede homogéneo.
  4. Hacer pelotas de la masa para volver a pasar por el molino hasta que quede como una pasta suave.
  5. Cuando la pasta de la masa está lista, moldear las rosquillas y depositarlas en bandejas de metal.

Cocinar las rosquillas en un horno tradicional guanacasteco:

  1. En un horno de barro se coloca leña para que se hagan brasas y alcance la temperatura adecuada.
  2. Para determinar la temperatura adecuada se debe colocar una hoja verde dentro del horno y ésta se debe secar muy rápidamente.
  3. Sacar las brasas de manera que el horno quede libre de material.
  4. Meter las bandejas con las rosquillas por un tiempo aproximado entre 10 o 15 minutos, se debe estar revisando periódicamente para ver el dorado adecuado.
  5. Sacar las rosquillas y dejar enfriar.
  6. Una vez frías, ¡a disfrutar con café!.

Nota:  Y a partir de esa información sugerimos precalentar el horno a 300 grados y cocinar las rosquillas como se indica en el paso 4, pero aclaramos que ese proceso no está comprobado, por ello el tiempo de cocción puede variar y es necesario vigilar cuando se están cocinando las rosquillas para sacarlas del horno cuando ya estén cocinadas y doradas.

 

El artículo continúa debajo del anuncio

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba