Puntarenas

Voluntarios se lanzan al rescate: ¡Descubren objetos inimaginables flotando en Puntarenas!

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio
  • Un grupo de voluntarios se unió para limpiar el océano y las playas cercanas en Puntarenas. Durante la jornada, encontraron una variedad de desechos, desde electrodomésticos hasta botellas y tapas. La cantidad de basura recolectada fue impactante, destacando la necesidad de tomar medidas para evitar que llegue al mar.

Un grupo de 71 voluntarios pertenecientes a nueve organizaciones diferentes se unieron en una misión especial: limpiar el océano y las playas cercanas de desechos y basura. Desde tempranas horas de la mañana, los voluntarios se congregaron en el muelle de Puntarenas, ubicado cerca del punto de salida de los ferris hacia playa Naranjo y Paquera.

Equipados con guantes especiales y redes de recolección, los voluntarios se distribuyeron en seis embarcaciones y se adentraron en el mar con el objetivo de recolectar todos los desechos sólidos que encontraran en su camino, en áreas cercanas a la isla San Lucas y las playas Cocos, Tumba Botes y Pan de Azúcar.

El artículo continúa debajo del anuncio

Durante la travesía, los voluntarios se encontraron con una variedad sorprendente de objetos flotando en el mar. Desde pedazos de refrigeradoras y lavadoras hasta un coffeemaker y lo que parecía ser una sartén eléctrica y una plantilla eléctrica industrial, los hallazgos eran verdaderamente inesperados.

Alejandra Villalobos Madrigal, directora ejecutiva de la Fundación Amigos Isla del Coco (Faico), una de las organizaciones participantes, expresó su sorpresa al ver objetos que jamás imaginó encontrar en el mar, como una tina y el bumper de un carro. La cantidad de basura era abrumadora y superaba la capacidad de los voluntarios para recogerla.

El artículo continúa debajo del anuncio
Limpieza de los voluntarios
Llantas fueron encontradas dentro del mar

La labor de los voluntarios se llevó a cabo de forma minuciosa. Las embarcaciones navegaban a baja velocidad y se detenían constantemente para permitir la recolección de los desechos. Los voluntarios permanecían atentos, buscando cualquier objeto que claramente no perteneciera al ecosistema marino.

Entre las organizaciones participantes se encontraban el Área de Conservación Marina Coco, el Parque Marino del Pacífico, Puerto Limpio, la Red de Juventudes y Cambio Climático, la Asociación de Operadores Turísticos Unidos de Puntarenas (Asotup), la Cámara de Turismo de Puntarenas, el Instituto Costarricense de Turismo, así como representantes de universidades como la Universidad de Costa Rica y la Técnica Nacional. Todos ellos colaboraron activamente con guantes y redes en mano, comprometidos en la tarea de recoger cualquier residuo que encontraran.

Los voluntarios estuvieron unidos
Varias embarcaciones donaron su tiempo para llegar a cabo está Limpieza

Gina Cuza Jones, directora del Área de Conservación Marina Cocos, compartió sus impresiones sobre los objetos encontrados durante la jornada. Mencionó que descubrieron de todo: zapatos, bolas, tapas de botellas, ceniceros y una amplia variedad de objetos insospechados. La cantidad de basura era realmente impactante y evidenciaba el grave problema de contaminación que enfrenta el océano y en las playas cercanas.

La recolección de desechos sólidos, incluyendo objetos inesperados como electrodomésticos y utensilios de cocina, fue una muestra de la necesidad de tomar medidas para evitar que la basura llegue al mar. Los turoperadores también se unieron a la causa, reconociendo la importancia de proteger el océano como fuente de alimento y atractivo turístico.

La cantidad de basura recolectada, que alcanzó los 445 kilogramos en solo tres horas, resalta la magnitud del problema de la contaminación marina.

La isla del Coco y sus alrededores son especialmente vulnerables a la contaminación debido a las corrientes marinas que convergen en la zona. Proteger estos ecosistemas es crucial para preservar la biodiversidad y garantizar un entorno marino saludable. En definitiva, enfrentar la basura marina es responsabilidad de todos, y acciones desde nuestros hogares son el primer paso para cuidar nuestros océanos y garantizar un futuro sostenible.

El artículo continúa debajo del anuncio

Los voluntarios, en sus lanchas cedidas por turoperadores locales, dedicaron tres horas a esta importante labor. La ocasión no solo conmemoraba el Día de los Océanos, celebrado cada 8 de junio, sino también el 45º aniversario de la isla del Coco como parque nacional. Estas fechas especiales añadían un significado adicional a la recolección de basura, resaltando la importancia de proteger.

Basura recogida por los voluntarios
Esta es una parte de la basura recogida por los voluntarios

¿Qué hacer desde casa?

Enfrentar la problemática de la basura marina y la contaminación del océano no solo depende de las acciones que se tomen en el mar, sino también de los cambios de hábitos y comportamientos que se adopten en tierra firme. Los expertos, como Villalobos, Cuza y Arguedas, destacaron la importancia de tomar medidas desde nuestros propios hogares para evitar que los desechos lleguen al mar en primer lugar.

Un punto fundamental es educar desde temprana edad, enseñando a las nuevas generaciones sobre la importancia de cuidar el medio ambiente y la responsabilidad que tenemos como sociedad en la preservación de los océanos. Cuza resaltó la necesidad de inculcar estas enseñanzas en el hogar, sin esperar a que se aborden exclusivamente en la escuela.

El artículo continúa debajo del anuncio
Voluntarios
Los voluntarios sacaban cantidad de basura sobre la superficie del mar.

A continuación, se presentan algunos consejos proporcionados por los especialistas para contribuir desde casa:

1. Reducción de plásticos: Se sugiere evitar, en la medida de lo posible, el uso de envases de plástico y optar por alternativas de vidrio. En caso de tener que utilizar plástico, se recomienda reutilizar los envases tanto como sea posible.

2. Reutilización: Es importante dar una segunda vida a los objetos y materiales. Se pueden reutilizar recipientes de vidrio, cajas de cartón y utensilios de cerámica en lugar de desecharlos.

El artículo continúa debajo del anuncio

3. Separación de residuos: Clasificar adecuadamente los desechos que no pueden ser reutilizados según el tipo de material del que están hechos. Esto facilitará su posterior tratamiento y reciclaje.

4. Acopio de residuos: Llevar los desechos a centros de acopio designados en la comunidad. Algunas municipalidades tienen sistemas de tratamiento y reciclaje separado, por lo que es importante investigar cómo se gestionan los residuos en el área de residencia.

5. Consumo responsable: Evitar adquirir productos que se sabe de antemano que no se utilizarán en su totalidad. Optar por comprar solo lo necesario y evitar el desperdicio.

El artículo continúa debajo del anuncio

6. Ahorro de agua: Tomar medidas para ahorrar agua en el hogar, como cerrar la llave al enjabonar platos y vasos, al lavarse las manos y los dientes. También se sugiere tomar duchas cortas y regar las plantas solo cuando sea necesario.

Además de implementar estos consejos, los especialistas resaltaron la importancia de involucrarse en las actividades comunitarias de limpieza de playas y ríos. Aunque la limpieza en el mar requiere más recursos, las comunidades pueden organizarse y colaborar en estas tareas para mitigar la contaminación marina.

En última instancia, la lucha contra la basura marina no solo depende de las acciones individuales, sino de un compromiso colectivo. Es necesario fomentar una cultura de cuidado ambiental, donde cada individuo asuma la responsabilidad de proteger y preservar nuestros océanos para las generaciones presentes y futuras.

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba