Puntarenas

Madre lucha por justicia tras el asesinato de su hijo en Puntarenas

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio

Madre busca respuestas tras el asesinato de su hijo en Puntarenas

Doña Mery Mora Delgado, una madre que reside en el barrio de Bellavista de El Roble, en el cantón central de Puntarenas, visita casi todos los días los tribunales de justicia en busca de respuestas tras el asesinato de su hijo ocurrido hace 10 meses.

Su hijo, Carlos Manuel Jiménez Mora, de 16 años, fue víctima de un crimen violento y desde entonces, doña Mery ha caminado semana tras semana hasta los tribunales con la esperanza de conocer avances en la investigación.

El artículo continúa debajo del anuncio

La búsqueda de justicia y el suplicio diario de una madre

Doña Mery relata que no ha recibido información concreta sobre el caso, solo le dicen que llegue con frecuencia. Como madre que ha perdido injustamente a su hijo, ella clama a las personas encargadas de administrar justicia que se pongan la mano en el corazón y comprendan su dolor.

Sin embargo, reconoce que es difícil que alguien pueda entender completamente su sufrimiento. A pesar de ello, hace un llamado a las autoridades para que se modifiquen las leyes y se haga justicia en casos como el suyo.

El día del crimen, Carlos salió a recibir a su abuela, quien regresaba de recoger chatarra. En ese momento, los sospechosos se acercaron y le arrebataron la carga que llevaba en un carretillo.

Carlos intentó defender a su abuela, pero los sospechosos le dispararon sin mediar palabra. Su hermano también resultó herido, pero logró sobrevivir al ataque.

Doña Mery enfatiza que solo busca justicia y no desea recibir compensaciones económicas. Sabe que el dinero no le devolverá a su hijo. Ella solo anhela que los responsables sean juzgados y paguen por sus actos.

A pesar de sus esfuerzos por obtener respuestas, doña Mery afirma que la señora fiscal no le ha brindado información relevante y que la última vez que la atendió fue el año pasado, sin permitirle expresarse. Además, ha denunciado que los sospechosos fueron premiados con su libertad, a pesar de las pruebas en su contra.

La falta de protección y las amenazas constantes

Doña Mery se siente desprotegida por la justicia, ya que ella y su familia reciben amenazas diarias para que abandonen el proceso.

A pesar de que los sospechosos deberían estar fuera del cantón central de Puntarenas, la familia ha denunciado a la fiscalía que los ha visto en el barrio donde ocurrieron los hechos.

El artículo continúa debajo del anuncio

Ante estas acusaciones, el Ministerio Público ha respondido que se han realizado diversas diligencias e incluso se ha llevado a cabo un allanamiento.

Aunque no se logró detener a los sospechosos en ese momento, posteriormente se entregaron ante la Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de la zona. Se han impuesto medidas cautelares para prohibirles molestar, intimidar o perturbar a la víctima y a los testigos, así como la obligación de mantener un domicilio fijo fuera de Puntarenas.

La afectada, entre lágrimas, relata que los sospechosos llegaron y dispararon a sus dos hijos, además de golpear a su madre. La falta de avances en el caso y la pérdida de su hijo menor han sumido a doña Mery en un profundo dolor y sufrimiento.

A pesar de que el caso se encuentra en etapa de investigación y se mantiene en privado, la familia asegura que las amenazas no han cesado. Esperan que la justicia prevalezca y que se haga justicia por la vida de Carlos Manuel Jiménez Mora.

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba