Nacionales

Sancarleño ocupará cargo en el consejo de fusión nuclear más importante del mundo

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio
  • Una de las investigaciones más importantes del IFRC es convertir el plasma mediante procesos de fusión en una fuente alternativa de energía.
  • Es científico del Instituto Tecnológico de Costa Rica y originario del cantón de San Carlos.

 

Iván Vargas Blanco, doctor en física de plasmas y fusión nuclear además ocupa el cargo de cientifico en el Tecnológico de Costa Rica pero también este maravilloso es originario de la bella zona de San Carlos, recibió la grata noticia que fue seleccionado por segunda vez consecutiva, para ser miembro del Consejo Internacional de Investigación en Fusión (IFRC por sus siglas en inglés), el consejo cientifico más importante del mundo en fusión nuclear.

El artículo continúa debajo del anuncio

Por primera vez en el 2018 fue nombrado en este consejo por un periodo de 4 años y este nombramiento convierte a Vargas en el único latinoamericano del Consejo, que fue realizado por el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi.

 

El artículo continúa debajo del anuncio

Para el científico costarricense y sancarleño, “esto permitirá seguir fortaleciendo la cooperación de nuestro país con el resto del mundo; a través de la formación de recurso humano costarricense, así como desarrollar proyectos en conjunto con grandes centros de investigación y contribuir con el objetivo: una nueva fuente de energía, segura, limpia, respetuosa del medio ambiente”. 

 

Así mismo, señala que es un sueño hecho realidad, al recordar cuando era niño en la escuela Concepción de la Palmera en San Carlos leía el único libro que trataba sobre fusión nuclear y, esperaba algún día ser un científico y poder dirigir un laboratorio de investigación en este campo.

“Hoy, no solo dirijo el Laboratorio de Plasmas para Energía de Fusión y sus Aplicaciones del TEC, sino que también tengo la oportunidad de estar en el máximo consejo científico de fusión nuclear en el mundo y representar a Costa Rica por segunda vez consecutiva”, puntualizó Vargas.

La próxima reunión del IFRC tendrá lugar en octubre de 2023 en Londres, Reino Unido, junto con la 29.ª Conferencia de Energía de Fusión del OIEA, que se llevará a cabo del 16 al 21 de octubre de 2023.

 

El artículo continúa debajo del anuncio

¿Qué es el IFRC? 

El IFRC fue fundado en 1971 en el marco del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), para promover la cooperación internacional en investigación de la fusión nuclear controlada y sus aplicaciones.

De esta forma, la función de la IFRC es asesorar a la OIEA sobre las actividades del programa de investigación y tecnología de fusión nuclear.

El IFRC lo integran 14 países y la organización ITER. Los países son: Reino Unido, Australia, China, Costa Rica, Francia, Alemania, India, Italia, Japón, Kazajstán, Organización ITER, República de Corea, Federación de Rusia, España y Estados Unidos de América.

En la actualidad uno de los mayores proyectos científicos de la humanidad, que tiene la relevancia de la estación espacial internacional o el programa espacial Apolo para ir a la Luna, es el proyecto en investigación en fusión llamado ITER (International Thermonuclear Experimental Reactor, en español Reactor Termonuclear Experimental Internacional), un experimento científico en fusión nuclear a gran escala que se construye hoy en día en Francia con el apoyo de más de 35 países y que intenta producir un plasma de fusión que tenga diez veces más potencia térmica que la potencia necesaria para calentar el plasma.

El artículo continúa debajo del anuncio

La investigación en fusión nuclear tiene por objetivo una nueva fuente de energía, segura, limpia, respetuosa del medio ambiente y que utiliza el hidrógeno, el elemento más abundante del universo. Para ello se investiga en los dispositivos Tokamaks Stellarators que calientan el plasma y lo confinan magnéticamente, permitiendo iniciar procesos nucleares controlados entre los isótopos del hidrógeno llamados Deuterio y Tritio.  Los estudios indican que un gramo de hidrógeno en estos dispositivos produciría 26000 kWh, suficiente energía para alimentar 80 casas en nuestro país durante un mes. Esto convierte esta tecnología en la mejor opción actualmente conocida para abastecer la demanda energética futura de la humanidad.

A la fecha, el Laboratorio de Plasmas para Energía de Fusión y Aplicaciones del TEC ha desarrollado 11 proyectos de investigación en fusión y cuenta con los dispositivos experimentales Stellarator de Costa Rica 1 (SCR-1) y el Tokamak esférico MEDUSA-CR, convirtiendo a nuestra Institución en una de las únicas tres en el mundo que cuentan con esos dos tipos de dispositivos.

El artículo continúa debajo del anuncio

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba