Emprendimiento

¿Cómo podemos detectar los gastos hormigas, vampiro, fantasmas y ser más ahorrativos?

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio

La situación económica que vivimos actualmente nos ha hecho estirar un poco más el dinero esto debido al aumento de los productos de la canasta básica, las tarifas de los buses e inclusive también el alquiler de la casa.

Pero algunas veces no nos damos cuenta de que pasa con nuestro dinero llegando al fin de mes y realizamos los cálculos necesarios para tener una respuesta idónea pero más bien aparecen los famosos gastos hormigas, vampiro y fantasma.

El artículo continúa debajo del anuncio

Los gastos hormigas tienen que ver con los pequeños consumos que realizamos diariamente y a final de mes nuestro presupuesto se ve reflejado y por ese motivo no nos rinde el dinero.

En el caso denominado gasto vampiro lo que realiza es la succión de nuestro presupuesto y trabajan en silencio a diferencia del gasto hormiga, se les dice de esta forma porque actúan en la noche.

El artículo continúa debajo del anuncio

Los gastos fantasmas son cuando nosotros nos descuidamos y hackean alguna cuenta bancaria y los personeros de CS Ahorro y Crédito recomienda no aceptar llamadas o correos electrónicos que no sean de las entidades bancarias.

“El tener un control de los gastos hormigas, vampiro y fantasma y esa plata nos sirve para ahora que se aproximan las vacaciones, las festividades navideñas y Año Nuevo”, mencionó Javier Angulo, gerente de Sostenibilidad y Educación Financiera de CS Ahorro y Crédito a Puntarenas Se Oye.

Agregó que no son gastos malos sino los controlamos pueden desequilibrar y hacer una planificación dependiendo con será la forma de pago semanal, quincenal o mensual.

Y si sos emprendedor observar más o menos cuanto me esta ingresando y cuanto me toca a mí y otra opción es sentarse en familia para la realización de un presupuesto familiar para tener orden en las finanzas del hogar.

Algunos consejos por seguir son los siguientes: realizar un presupuesto familiar, no gastar lo que no se tiene, debitar una parte de nuestro pago a un ahorro y cuidar nuestros datos de los ciberdelincuentes.

El artículo continúa debajo del anuncio

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba