Salud

Trasplante de hígado trasformó la vida de un paciente hace 14 años

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio
don Rodolfo Vega Cardona, paciente trasplantado del Programa de trasplante del Hospital Dr.  Rafael Ángel Calderón Guardia

 

  • Paciente agradeció al equipo de profesionales del programa de trasplante que formaron parte del procedimiento que tardó más de 14 horas.
  • El programa de trasplante de hígado con donante cadavérico en el Calderón Guardia inició en 2009 y que a la fecha se han realizado 86 procedimientos con donante cadavérico.

El 2009 marcó para don Rodolfo Vega Cardona un año de renacimiento, donde se enfrentó al dolor y al sufrimiento, al punto de estar al borde de la muerte.

El artículo continúa debajo del anuncio

Hace 14 años, este paciente de 73 años se sumó a la lista de personas que han recibido un trasplante de hígado con donante cadavérico en el hospital Calderón Guardia. Hoy ese centro suma 86 trasplantes de ese tipo.

“Hay cosas que no se olvidan, la llamada de ese día la recuerdo muy bien, estaba acá en mi casa, justo ese día llegó una monja que vino a orar y en ese momento entró la llamada donde me indican que había un donante”.

Perspectiva de la vida cambia:

Para este paciente trasplantado de hígado, hay un antes y un después del procedimiento. “Gané sin duda alguna, hoy tengo una noción muy diferente de lo que es la vida, apreció más lo que me rodea, los atardeceres, las flores, los animales. Hoy entiendo mejor el significado de la palabra empatía.

El artículo continúa debajo del anuncio

Con mucha nostalgia recordó don Rodolfo al e      quipo médico que por más de 14 horas se unieron para realizarle el trasplante. A este personal lo calificó como ángeles en su vida.

“Gracias a Dios, al donante y al equipo de profesionales del programa de trasplante hepático del hospital Calderón Guardia hoy puedo decir que después del trasplante pude renacer y enfrentar el mundo de una forma muy diferente”, relató el paciente.

La lista que mencionó Rodolfo se queda corta según comentó, ya que son muchos los funcionarios del programa que están día a día pendiente cada paciente en lista de espera. Estos profesionales según dijo pasan pendientes de las condiciones físicas, psicológicas y emocionales, al punto de volverse confidentes.

La vida es una sola, sin embargo, las personas que son trasplantadas tienen claro que es vivir dos veces. Precisamente, don Rodolfo hace un llamado a las personas para que se informen sobre el significado de dar vida por medio de la donación de órganos.

“Hay una vida más allá, aún después de morir nuestros órganos pueden ser anclas para otras vidas. Doy gracias a mi donador, que dejó este mundo, y me dio una vida nueva, llena de felicidad”.

El artículo continúa debajo del anuncio

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba