Salud

Programa Cardiovascular salva la vida de los niños costarricenses

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio
  • Según datos del hospital 28 pacientes esperan por una cirugía de Fontan.  
  • En nuestro país nacen alrededor de 400 niños al año con problemas cardiacos. 

 

Según datos del hospital nacional de niños se encuentran 28 pacientes a la espera de una cirugía de Fontan este tipo de  procedimiento se realiza  a corazón abierto. Los niños que necesitan esta cirugía generalmente la tienen entre los 18 y los 36 meses de edad. El procedimiento de Fontan se realiza en niños que nacen con problemas cardíacos como el síndrome del corazón izquierdo hipoplásico (HLHS), la atresia tricúspide y una doble salida del ventrículo derecho.

Este programa registra entre el año 2017 y lo que va de este año, un total de 1 411 cirugías realizadas. Actualmente, 122 pacientes esperan por un procedimiento quirúrgico, de estos 28 requieren una cirugía de Fontan, procedimiento que se utiliza para corregir problemas cardíacos de ventrículo único en niños; es decir, que permite corregir un defecto en el que la sangre con alto contenido de oxígeno y la sangre con bajo contenido de oxígeno se mezclan y no circulan correctamente.

El artículo continúa debajo del anuncio

En nuestro país, cada año se detectan alrededor de 400 menores de edad con problemas cardiacos. Cerca de 35 de estos recién nacidos tienen un solo ventrículo del corazón funcionante y la mayoría de ellos requerirán la cirugía de Fontan en algún momento de su vida.

Para la doctora Olga Arguedas Arguedas, directora del hospital Nacional de Niños manifestó que desde el Programa Cardiovascular Pediátrico se trabaja para reforzar estrategias para mejorar el abordaje de estas cirugías y así disminuir la lista de espera que actualmente es de 28 pacientes.

Por otra parte, manifestó que pese a estos factores que influyeron negativamente en la lista de espera, es importante que las familias de los niños que esperan por una cirugía de Fontan sepan que se están tomando una serie de medidas para resolver dicha lista.

Entre las acciones destacan las siguientes:   

  • Mejorar el aprovechamiento de la Unidad de Cuidados Intensivos tomando en cuenta que la ocupación es más baja en la actualidad que en tiempos de pico de virus respiratorios.
  • Promover misiones internacionales para operar casos complejos en conjunto con los especialistas locales de las diferentes disciplinas involucradas en su cuido y manejo.
  • Solicitudes de reforzamiento de personal de enfermería y terapistas respiratorios.
  • Esfuerzos para la captación de anestesiólogos pediátricos.
  • Gestiones para la adquisición de una nueva bomba de circulación extracorpóreas y renovación de otros equipos.

El médico cardiólogo y coordinador del Programa Cardiovascular Pediátrico, Dr. Carlos Mas Romero, explicó que para que un paciente sea sometido a este tipo de cirugía debe pasar por varios procedimientos como la cirugía de Blalock-Taussig y la cirugía de Glenn. Una vez superadas estas cirugías se procedería a la tercera fase que es la cirugía de Fontan.

Según registros del hospital, desde el 2017 a la fecha 90 pacientes pasaron por la cirugía de Blalock-Taussig, un total de 72 menores por la cirugía de Glenn y 30 niños por la cirugía de Fontan.

El doctor Mas detalló que la cirugía de Fontan, es un procedimiento paliativo que le permite al paciente sobrevivir hasta la edad adulta en relativamente buenas condiciones clínicas, con una vida relativamente normal, mediante la incorporación al sistema educativo y posteriormente al laboral.

El artículo continúa debajo del anuncio

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba