Salud

Caja implementa acciones para garantizar trasplante renal a pacientes del hospital San Juan de Dios

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio

Brindarles a los pacientes que se encuentran a la espera de un trasplante de riñón mayores posibilidades de poder ser trasplantados, es el principal objetivo que busca la Caja Costarricense de Seguro Social al acatar la orden sanitaria interpuesta por el Ministerio de Salud.

La orden anunciada esta mañana inhabilita al hospital San Juan de Dios para realizar trasplantes renales provenientes de donante cadavérico; no obstante, los de donante vivo sí se continuarán realizando en este centro hospitalario.

El artículo continúa debajo del anuncio

Además, dicha orden indica a la institución que “se deben realizar las gestiones pertinentes que garanticen que los pacientes en lista de espera que reciben su atención en el hospital San Juan de Dios, sean trasplantados bajo criterios de oportunidad y equidad en otro establecimiento de salud de la CCSS autorizado”.

De manera que, de acuerdo con el Dr. José Pablo Garbanzo, coordinador del Programa Institucional de Donación y Trasplantes de la CCSS, en acatamiento de esta orden sanitaria y como parte de la estrategia y logística que la misma orden solicita a la Caja implementar en resguardo de la salud y la atención de dichos pacientes, la institución decide que estos pacientes sean intervenidos quirúrgicamente en el hospital Calderón Guardia, únicamente cuando se trate de trasplantes provenientes de donante cadavérico.

Además, aclaró que estos pacientes sólo recibirán su trasplante en este hospital, pues una vez que tengan su egreso continuarán con su control y seguimiento en el hospital San Juan de Dios. Si por alguna razón como plétora por pacientes trasplantados, el hospital Calderón Guardia no podría realizarlo, se le asignaría al hospital México.

Por otra parte, Garbanzo mencionó que respondiendo a lo que indica la misma orden sanitaria sobre implementar un protocolo institucional para manejo del trasplante renal con donante cadavérico, que permita estandarizar las condiciones de atención del paciente entre los diferentes centros de salud de la CCSS, la institución definió como únicos centros para el trasplante renal con donante cadavérico a los hospitales Calderón Guardia y México. El objetivo primordial es que la institución pueda responderles a los pacientes en la lista de espera nacional, de acuerdo con el orden independientemente del hospital al que están asignados. Apuntó el especialista.

El hospital Maximiliano Peralta (Cartago) también dejará de realizar trasplante con donante cadavérico y sólo continuará con donante vivo, decisión que se toma como parte de esta reorganización y no por resultados de este centro hospitalario.

Para el Dr. Wilburg Díaz, gerente médico a.i de la CCSS, esta nueva disposición del ente rector se asume como una oportunidad de mejora y de poder maximizar los recursos institucionales con el fin de poder hacer un uso más eficiente de los mismos, en beneficio de los pacientes.

El funcionario mencionó que, como parte de esta implementación de mejoras, se estará valorando en las próximas semanas la capacidad instalada y de recurso humano del hospital Enrique Baltodano de Liberia, con el fin de determinar su viabilidad para la realización de trasplantes renales con donante vivo.

El Dr. Díaz fue enfático al enviar un mensaje a los pacientes del hospital San Juan de Dios que están a la espera de un trasplante de riñón, y les recordó que el objetivo de estas medidas es precisamente poder mejorar las posibilidades de que puedan ser trasplantados con donante cadavérico, respetando el orden de la lista generada por el Sistema Nacional de Donación y Trasplante. Incluso se reunió esta mañana con organizaciones que trabajan con estos pacientes para hacerles la comunicación oficial de las medidas y poder generar un espacio para escuchar sus consultas y principales preocupaciones tras esta decisión.

El artículo continúa debajo del anuncio

Finalmente se refirió a la puesta en práctica de un plan piloto en los hospitales México y Calderón Guardia, en donde los coordinadores de donación de cada uno de estos centros implementarán acciones para ampliar la oferta de donantes vivos.

 

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba