Puntarenas

Tribunal Penal de Puntarenas protegerá a población vulnerable ante Covid-19

El articulo continua después del anuncio
El artículo continúa debajo del anuncio

Como una medida para proteger a la población adulta mayor, el Tribunal Penal de Puntarenas no realizará señalamientos a juicio, en aquellos casos donde las partes o testigos correspondan a esta población vulnerable al COVID-19.

La medida la adoptó el Consejo de Jueces y Juezas de los Tribunales de Justicia de Puntarenas, ante la situación que vive el país por la pandemia del COVID-19, en la que las autoridades de Salud identificaron a las personas adultas mayores, como una población vulnerable a esta enfermedad.

El artículo continúa debajo del anuncio

La circular 12-2020, aprobada el pasado 3 de julio,  está dirigida al personal técnico de trámite del despacho y establece que: “… no se pasará a señalar asuntos en los que figuren ya sea como imputados o testigos personas adultas mayores, a efecto de no exponerlos a posibles contagios del COVID-19. Lo anterior aplicará mientras perdure la emergencia sanitaria nacional (alerta naranja), salvo que se trate de asuntos prontos a prescribir donde se estará coordinando lo propio con el señor Juez de Trámite para su respectivo señalamiento tomando los recaudos necesarios.”

De acuerdo con el Juez Coordinador del Tribunal Penal de Puntarenas, Ronald Nicolás Alvarado, el Consejo de Jueces y Juezas se convocó ante la declaratoria de emergencia naranja que se ordenó para el cantón central de Puntarenas.

Consideramos pertinente tomar medidas de precaución y preventivas de rigor, para el resguardo de la salud de las personas adultas mayores.  Por esta razón dispusimos que aquellos asuntos donde existiera adulto mayor, sea como parte imputada o bien como testigo, dejar sin efecto los señalamientos a debate que involucre esa población sensible, vulnerable, a la postre de alto riesgo”.

Para Nicolás Alvarado “este despacho ha tomado un acuerdo acorde a las circunstancias imperantes sanitarias en todo el país. Se trata pues de una medida sensata y prudente de cara a los requerimientos sanitarios imperantes, máxime que los asuntos en los que figura tal población no vienen a menos estadísticamente hablando”.

El artículo continúa debajo del anuncio
Botón volver arriba