Connect with us

Salud

CCSS vacunó a niñas de 10 años contra el Virus del Papiloma Humano

Publicado hace

en



La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) anunció el comienzo de la vacunación contra el virus papiloma en un acto con la presencia de niñas de diez años en el Hospital Nacional de Niños.





PUBLICIDAD



El acto tuvo como testigos de honor, el Presidente de la República, la Primera Vicepresidenta, el Ministro de Educación, el de Salud y autoridades de la CCSS.

Para el Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, “el inicio de la aplicación de esta vacuna, articulando esfuerzos interinstitucionales en distintos niveles, nos muestra nuevamente cómo somos capaces de cumplir metas en materia de prevención. Estamos tomando las decisiones por el bienestar de nuestras futuras generaciones”.

Por su parte, el ministro de Salud Dr. Daniel Salas Peraza recalcó la importancia de esta campaña debido a que la vacuna en un método de protección sumamemente efectivo para la prevención del cáncer de cérvix, el cual es la décima causa de muerte en mujeres.  “Hoy como padres y madres tenemos esta posibilidad de proteger a nuestra niñas y que mejor manera de hacerlo que aprovechando esta campaña que inició el día de hoy”.

El jerarca recalcó que “la vacuna es obligatoria, por lo que en conjunto con el  Patronoto Nacional de la Infancia (PANI) y en colaboración con la Fuerza Pública, el Estado tiene la potestad de actuar en caso de que algún padre, madre o encargado, luego de recibir la información correcta y adecuada, se rehúse a vacunar a su hija”.



Entre tanto, el presidente ejecutivo de la CCSS Dr. Román Macaya Hayes comentó que la vacuna es una acción de salud pública para reducir el impacto del cáncer de cérvix en el país: cada día se diagnostica un caso nuevo de este tipo de cáncer y cada tres días fallece una mujer por esta enfermedad. El cáncer de cérvix es el quinto en incidencia y el sexto en mortalidad entre las mujeres por cáncer.

Logística de vacunación combina centros de salud y escuelas

La vacuna contra el virus que produce el cáncer de cérvix se pondrá a 35 150 niñas de diez años en todo el país en la modalidad de dos dosis.

La primera dosis se aplicará en las escuelas. El personal de salud trabajará en coordinación con los maestros y avisará con tiempo a los padres de familia la fecha de la vacunación. No es necesario hacer ninguna preparación especial para recibir la vacuna.

La segunda dosis debe colocarse seis meses después de haber recibido la primera. Por las fechas de llegada de las vacunas al país, este año, la segunda dosis deberá aplicarse en la sede del ebáis, pues las niñas estarán de vacaciones. La CCSS recordará a los padres que deben llevar a las niñas vacunadas de la primera dosis a los ebáis donde usualmente son atendidas.

El cáncer de cérvix es prevenible y curable cuando se detecta a tiempo. El cáncer de cérvix se desarrolla a partir de la infección persistente del virus del papiloma humano. El virus provoca lesiones que con los años pueden desarrollar el cáncer.

La etapa preventiva consiste en hacer pruebas del Papanicolaou para detectar si existen lesiones sospechosas. Esas lesiones pueden ser precursoras de un cáncer o, si se encuentran en una etapa más avanzada, pueden ser un cáncer ya formado que puede ser inicial o avanzado. Cuando el cáncer está en etapas iniciales hay altas posibilidades de curación.

Con la introducción de la vacuna se abre una nueva etapa en la fase de prevención. Las niñas vacunadas estarán protegidas con los dos tipos de virus más peligroso para desarrollar el cáncer de cérvix.

Sin embargo, existen hasta catorce tipos de virus que pueden desarrollar el cáncer de cérvix por eso las niñas vacunadas deberán hacerse la citología cuando sean adultas para tener un control totalmente seguro.

El virus papiloma es común: nueve de cada diez adultos han estado en contacto con él en algún momento de su vida y al cabo de dos años la mayoría de las veces el sistema de defensas del cuerpo lo elimina naturalmente; sin embargo, el virus puede desarrollar lesiones cuando la infección persiste y con el tiempo generar un cáncer de cérvix.

El virus es causa necesaria pero no suficiente para el desarrollo del cáncer. Esto quiere decir que el virus actúa con otras condiciones para el desarrollo del cáncer. Los estudios evidencian que el tabaquismo es uno de esos factores que interactúan con el virus para generar una lesión que luego puede llegar a ser cáncer.

El modo de transmisión del virus es por contacto piel con piel durante la vida sexual. La vacuna se aplica antes del comienzo de la vida sexual porque es más eficaz cuando se pone antes de que el cuerpo entre en contacto con el virus.

La Caja Costarricense de Seguro social ha realizado una amplia campaña informativa para dar a conocer la acción y el beneficio de la vacuna. Los mensajes han sido dirigidos a los padres de familia, a los maestros y a las niñas.

Una serie de videos han sido pautados en medios de información y en redes sociales para animar a los padres a conectar la responsabilidad de salud de sus hijos con la vacunación. La campaña tiene como lema “El amor y las vacunas salvan vidas”.

La campaña informativa también ha contestado las dudas de los padres sobre la vacuna, algunas de ellas referidas a la seguridad y eficacia de la vacuna y otras dudas relacionadas a la conducta sexual de las niñas vacunadas.

Los estudios aseguran que las vacunas contra el virus papiloma no provocan ningún cambio en el comportamiento sexual de las niñas cuando llegan a ser adolescentes.

Los artículos científicos comparan a las niñas vacunadas con las que no había recibido la vacuna a los 15 años no encontraron diferencias en el comienzo de la vida sexual, el riesgo de embarazo o el riesgo de enfermedades de transmisión sexual.

De igual forma las fuentes que aseguran que la vacuna es considerada segura y eficaz. Más de 80 países han puedo más de 270 millones de dosis y las autoridades de salud han dado seguimiento al impacto en la salud de las personas que han recibido la vacuna demostrando que tienen la capacidad de inmunizar y ningún estudio ha demostrado que tenga consecuencias serias para la salud.

Igualmente se ha dado a conocer que los estudios internacionales confirman que la vacunación contra el papiloma no aumenta del riesgo de tener otras enfermedades. Esto quiere decir que el riesgo de tener otro padecimiento permanece inalterado si la vacuna se pone o no.



¡Deja un comentario!

Somos un medio de comunicación de la ciudad de Puntarenas. Gracias a ustedes somos el sitio #1 de la ciudad. Síguenos en nuestros redes sociales.

¡Noticias recientes!

¡SÍGUENOS!

Socios

Booking.com

PUBLICIDAD

Lo más leído