UCR no se pronuncia ante agresiones a estudiantes de la Sede Del Pacífico en manifestaciones

El pasado lunes 17 de setiembre los equipos de choque (antimotines) de la Fuerza Pública fueron desplegados en las afueras del Plantel de RECOPE en Barranca. Esto para dispersar las manifestaciones fuera del lugar (aquí un artículo respecto a esos hechos).

Únicamente se mantenía una vigilia de alrededor de 60 personas en las inmediaciones de RECOPE (sin ningún bloqueo vial según se informó). En dicha vigilia se encontraban participando estudiantes de la Universidad de Costa Rica Sede del Pacífico. Acompañando a otros manifestantes.





Al ser aproximadamente las 10:00 pm se dio el despliegue policial. Los oficiales lanzaron gases lacrimógenos (a pesar de no haber actos de violencia, a como lo muestran las transmisiones de diversos medios locales), y se procedió a detener y golpear manifestantes. Entre las personas afectadas destacan las estudiantes Jeimy Valverde (también docente), Paulina Ramírez y Diego Carvajal. Estos fueron afectados por los gases. Y el estudiante Sandro Rivera, quien también recibió dos golpes por parte de un oficial mientras se retiraba del lugar afectado por el gas.

El 19 de setiembre se publicó en Facebook un video en el cual los estudiantes explican (y denuncian) lo ocurrido. A este se suma mi persona (Jorge Soto), agredido el 15 de setiembre mientras documentaba para Puntarenas se Oye. Este llegó a más de 10 000 reproducciones y 356 veces compartido. También se enteraron de lo sucedido diferentes grupos, asociaciones y organizaciones del ámbito universitario y no universitario.





Pese a la información divulgada y lo informado por diferentes medios, desde la Universidad de Costa Rica no se dieron pronunciamientos al respecto de ninguna manera. Tampoco se pronunciaron Asociaciones de Estudiantes, organizaciones, partidos políticos estudiantiles, Sindicatos, Comités Cantonales de la Persona Joven, ni la Federación de Estudiantes de la UCR (FEUCR)

Días después por redes sociales se hizo saber el descontento tras la nula atención, apoyo, posición y pronunciamiento ante dichos sucesos.  Al día de hoy (cerca de cumplirse dos semanas desde lo ocurrido), la situación es la misma.

Foto de captura de video de Sin Pelos en la Lengua

Advertisements