Connect with us

Opinión

Gabriela Arguedas: Yo soy docente señor presidente

Publicado hace

en



Una docencente le escribió una carta al señor presidente, Carlos Alvarado, en la red social Facebook. Dice lo siguiente:

Señor presidente, me llamo Gabriela y soy docente. Usted llegó a ese puesto por personas como yo, quienes creímos que entre las dos opciones usted era la mejor.



Lea también: Albino Vargas le respondió a Carlos Alvarado

A través del sufragio, yo me gané el derecho de pedirle respuestas y las que está dando hasta hoy no me satisfacen. Permítame y le explico.

Soy profesora y no es de sabios saber que no me metí a esto para hacerme rica. Le cuento que de mi salario, sale mi comida, mi transporte, mi alquiler; todo normal, ¿cierto? También salen algunos miles para copias y otros materiales para poder hacer mi trabajo pues mi población estudiantil es en su mayoría pobre y no pueden pagarlo. Además, de planilla pago una cantidad considerable de impuestos, osea, no puedo evadirlos de ninguna manera, de eso no me quejo, soy consciente de la necesidad de tributar y de que tengo un salario decente.



Lea también: Jorge Soto: Yo apoyo la huelga



PUBLICIDAD



Demás está decir, que como docente trabajo un montón de horas extra de revisión de exámenes, planeamientos, acto cívicos, comisiones y cuanta carcajada se pueda; sí, acepto que la realización personal me llena bastante cuando veo caritas sonrientes, esas que uno aprende a amar en el proceso; pero para que le cuento, si usted fue alumno y sabe como es eso. Ahora, la respuesta que usted le está dando a su pueblo es que los que más damos, debemos dar aún más; pero que los gigantes pueden seguir evadiendo sus responsabilidades sociales, con la propuesta como está, usted nos dice que los ricos están siendo exonerados y los pobres gravados; que muchos, por su papel “importante” no tienen que pagar por sus propios almuerzos, ni transporte pues los debe pagar el estado (me pregunto que harían si les tocara dejar su casa e irse a trabajar a la chingada para poder ganar una plaza, costeando de su bolsillo hasta el más ínfimo de sus gastos).

La cosa es que entiendo que se necesita urgentemente una reforma fiscal, pero no entiendo porqué su propuesta está teniendo excepciones para clases que ya de por sí son privilegiadas a vista y paciencia de todo nuestro pueblo.

Creo que su apertura no es tan amplia, creo que está defendiendo intereses que no coinciden con la palabra justicia, creo que sentarse en la galleta y hacerse el autoritario no le va a funciona. Es hora de que estudien su propuesta y escuchen sugerencias de personas objetivas y concientes. Creo que aún hay gente con conciencia social que le puede ayudar a ver bien panorama. Creo que usted es un hombre educado y tiene la capacidad de análisis para lograr solucines justas.

Acepto además que los sindicatos tienden a ser intransigentes, pero eso también usted lo sabía cuando se manifestó en varias protestas cuando estaba más joven. Señor presidente, es hora demostrar que la inteligencia y la humanidad pueden ir de la mano.



¡Deja un comentario!

Somos un medio de comunicación de la ciudad de Puntarenas. Gracias a ustedes somos el sitio #1 de la ciudad. Síguenos en nuestros redes sociales.

Advertisement

Lo más leído