Oficial de Fuerza Pública y doctor jubilado ayudan a traer al mundo a una niña

En labores de parto, una mujer indígena caminó durante 4 horas a través de la montaña para encontrar ayuda y así poder dar a luz.

Para su dicha topó con oficiales de Fuerza Pública, quienes contactaron al médico jubilado Jorge Alvarado para conseguir que el nacimiento de una niña, llamada Sarita, se lograra con éxito.





Así sucedió el sábado en Grano de Oro de Turrialba, una comunidad indígena de esa zona del país.

El nacimiento se gestó en un albergue para indígenas. Según un reporte brindado por el Ministerio de Seguridad Pública (MSP),  la madre de la niña tiene 27 años y fue quien les comentó que escogió el nombre Sarita para su retoño.





Al momento de nacer, Sarita midió 48 centímetros y pesó 2.9 kilos.

Además de ayudar en el parto, el oficial Gerardo Fernández colaboró en vestir a la niña recién nacida.

“Fue una experiencia inigualable. Es mi primera experiencia en un parto, a pesar de que tengo una hija. Fue mi primera experiencia en poder ver nacer a un bebé. El poder ayudar a una señora a dar luz a una nueva vida es inigualable (…) Me tocó laboralmente y no lo cambio por nada”, relató el oficial, destacado en esa localidad.



Tras el parto, la menor fue trasladada por la Cruz Roja al Hospital William Allen de Turrialba.

Advertisements